Instalación Puertas Automáticas   900 373 602   info@domya.es

▷ Reformas de farmacias para modernizarse, seguridad, puertas y automatización

Los avances tecnológicos no se detienen y cada día se van notando más en tu entorno cotidiano. Muchas tecnologías han ido abaratando sus costes y están al alcance de hogares y pequeños comercios. 

Hoy en día, la farmacia automatizada es una tendencia que crece cada día más, mejorando considerablemente la atención y satisfacción del cliente.

Beneficios de una farmacia automatizada

¿Por qué automatizar una farmacia?

El crecimiento del volumen de actividades repetitivas provoca el agotamiento del personal dedicado a las mismas. En estas condiciones, aumentan los errores, los accidentes y el proceso se hace muy lento. Por esta razón, la automatización desplaza a las actividades manuales repetitivas, para darle al proceso más velocidad y menos errores.

Los avances tecnológicos en robótica y los ordenadores lógicos programables se encargan de controlar todo el proceso automáticamente, dejando libre al personal para realizar otras actividades más útiles.

Una farmacia automatizada es aquella donde la recepción, almacenamiento y despacho de los medicamentos es controlada total o parcialmente por equipos de tecnología punta, como los mencionados anteriormente.

Sistema semiautomatico farmacia

Beneficios de una farmacia automatizada

En lo que respecta al cliente, el mismo estará más satisfecho porque será atendido mucho más rápido y será menor la posibilidad de que reciba un medicamento equivocado. Por otra parte, podrá recibir mayor y mejor orientación del farmacéutico.

El personal no ocupará tanto tiempo almacenando, ordenando y buscando medicamentos en estanterías. Ese tiempo lo aprovechará en atención al cliente y actividades de supervisión.

La automatización permite un suministro eficiente de los medicamentos por su fecha de caducidad. 

De esta forma, aquellos con fecha más próxima de caducidad serán despachados antes que el resto, resolviendo así un problema engorroso para el personal.

La automatización permite una utilización más eficiente del espacio de la farmacia, el cual podrá ponerse a disposición del público o aprovecharse con otros fines.

Medidas de seguridad en farmacias

Sistema semiautomático de una farmacia

Este sistema es menos costoso que el completamente automático (robotizado), pero es bastante eficaz.

Posee un sistema informático integral con lectores de código de barras y luces LEDs distribuidas en un armario muy compacto, pero de gran capacidad. El armario despacha automáticamente por el frente, mientras que en el lado posterior va indicando con LEDs el medicamento que se agotó y que una persona debe recargar manualmente.

Cuando el farmacéutico carga en el sistema el medicamento que solicita el cliente, automáticamente se abren unas pequeñas compuertas por el frente del armario y el medicamento cae por gravedad hasta una pequeña cinta transportadora. La cinta transportadora lleva el medicamento hasta donde está el farmacéutico.

Sin embargo, este sistema solamente es automático por el frente del armario, por la zona de atención al cliente. Sin embargo, es semiautomático por el lado posterior porque necesita una persona para cargar cada medicamento en su lugar.

Medidas de seguridad farmacias

Qué es y cómo funciona el Sistema automático de una farmacia

Para una farmacia automatizada este es el sistema más costoso, pero más eficiente. Utiliza un robot que automatiza tanto el despacho como la carga y almacenamiento.

Una persona solo coloca los medicamentos en una bandeja en orden aleatorio, sin tener que hacer identificación de los mismos. El robot coge uno a uno los medicamentos con su brazo y escanea su código de barras para identificarlo. Luego, coloca cada medicamento en su lugar fijo de almacenamiento.

Cuando el farmacéutico introduce un pedido en el sistema informático, el robot automáticamente recibe la orden de buscar cada medicamento en el área de almacenamiento y los lleva a una cinta transportadora. La cinta transportadora finalmente lleva los medicamentos al farmacéutico.

El robot almacena los medicamentos por orden de caducidad, para despacharlos correctamente.

automatizar una farmacia

Medidas de seguridad en farmacias

Con la pandemia ha sido necesario aplicar estrictas medidas de seguridad en farmacias para evitar cualquier posibilidad de contagio, tanto de los clientes como del personal farmacéutico. Se han activado protocolos de limpieza y desinfección tanto en la zona de atención al cliente como en los espacios destinados al almacenaje y organización de los medicamentos.

En este sentido, solamente un determinado número de clientes pueden permanecer en el área de atención, pero guardando una distancia social y usando mascarilla. Por otra parte, el personal farmacéutico deberá utilizar mascarilla, gafas, guantes y bata.

Como es lógico, estas medidas de seguridad en farmacias han traído cambios físicos en todas las áreas tales como: barreras de cristal; altavoces y micrófonos para mejorar el distanciamiento; puerta automatica farmacia sin contacto tanto en áreas internas como en las zonas de atención al cliente; sistema de aire acondicionado con filtros especiales; cajones deslizables de seguridad para la entrega de medicamentos al cliente.

Puerta automatica farmacia

Puerta automática farmacia

Entre las medidas de seguridad en farmacias, la puerta automática no permitirá el contagio por contacto, ya que detecta a distancia la persona y se abre o cierra automáticamente. Los tiradores de las puertas tradicionales son un foco de contagio, como ya se ha determinado en muchos estudios especializados.

La puerta automatica farmacia de cristal corredera es la más común y práctica de todas. Ofrece grandes ventajas tales como: alta visibilidad general, diseño elegante, confortabilidad, seguridad, buen aislamiento térmico y acústico.

La puerta automática utiliza un sensor óptico o de microondas que crea una pequeña zona de activación frente a la misma. Cuando la persona entra a esa zona inmediatamente es detectada y la puerta recibe una orden de apertura. Luego, la puerta se cierra automáticamente en un tiempo programado, siempre que el sensor de seguridad no detecte a nadie más en la zona de detección.

En este sentido, estas puertas están diseñadas para evitar accidentes y lesiones a las personas. Son prácticamente nulos los accidentes registrados con estas puertas, considerando que muchas de ellas controlan tráficos de centenares o miles de personas al día.

La puerta automática de farmacia ofrece la seguridad de poder bloquearse a distancia por los administradores del local. De esta forma, se bloquea el acceso o salida de personas cuando se detecte alguna situación irregular.

Aunque tiene un coste significativo, la puerta automática de farmacia es hoy por hoy una inversión imprescindible y necesaria, especialmente, si se quiere ser reconocido como un comercio accesible.