Integradores de Sistemas de Seguridad   900 373 602   info@domya.es

▷ Normativa de instalación de bolardos en Madrid

Según la normativa de instalación de bolardos su aspecto debe ser redondeado y no debe presentar aristas

En los últimos meses la instalación de bolardos en Madrid ha aumentado, la estética de los bolardos varía en función de color, tamaño o medidas. La instalación de bolardos ha crecido debido a su utilidad para controlar los accesos de vehículos. También ha aumentado la instalación de bolardos en Barcelona y Madrid debido a los ataques terroristas sufridos en toda Europa. Muchos Ayuntamientos han elegido esta alternativo como forma de protección a los ciudadanos.

Existen diferentes tipos de bolardos para adaptarse a los distintos espacios públicos: bolardos automáticos, fijos y semiautomáticos. La normativa de instalación de bolardos se recoge en el Real Decreto 505/2007, de 20 de abril, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y en la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero.

normativa bolardos españa requisitos

Los requisitos que debe cumplir un bolardo son los siguientes:

 

  • La altura de los bolardos instalados en áreas de uso peatonal será entre 0,75 y 0,90m.
  • El ancho y diámetro del bolardo mínimo será de 10 cm.
  • Los bolardos deben tener un diseño redondeado y sin aristas.
  • El color deberá contrastar con el pavimento en toda la pieza o como mínimo en su tramo superior, asegurando su visibilidad en horas nocturnas.
  • Los bolardos se ubicarán de forma alineada, y en ningún caso podrá invadir el itinerario peatonal accesible ni reducirán su anchura en los cruces u otros puntos del recorrido.

Esta Orden Ministerial se dictó al amparo de lo dispuesto en el artículo 149.1. 1.ª de la Constitución, que atribuye al Estado la competencia exclusiva para regular las condiciones básicas. Sin embargo, las comunidades autónomas serán quienes lleven a cabo la regulación de la instalación de los bolardos en las ciudades atendiendo a las necesidades que surjan.